Este es un libro de teoría literaria pensado para ayudar a los escritores en su aprendizaje. Se analiza en profundidad el personaje, pero no solo en su faceta técnica (como elemento esencial en la construcción de una historia) sino en su faceta existencial y psicológica.

El punto de partida es la persona del escritor, pues sin ella el personaje tampoco podrá adquirir entidad, y después de realizarse un recorrido alrededor de estos seres escurridizon que pueblan nuestras historias (analizándolos en cuanto a la inmersión, la acción, la narración y la esencia), se desemboca en la persona del lector, que será quien haya de encontrar en ellos un punto de referencia e identificación para completar el círculo de la transmisión literaria.

Aunque teórico, este libro pretende ayudar al escritor en su práctica, y por eso incluyo muchos ejemplos de lo que se debe y lo que no se debe hacer en torno al tema tratado. También se hace un seguimiento, a lo largo de los capítulos, de tres hermosas y conocidas heroínas de la historia de la literatura: Ana Karenina, Madame Bovary y la Regenta.